Transformación digital: Marketing de contenidos - íncipy
17463
post-template-default,single,single-post,postid-17463,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-5.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Estrategia de transformación digital: Marketing de contenidos

Marketing de Contenidos

03 Dic Estrategia de transformación digital: Marketing de contenidos

En nuestro día a día estamos rodeados de contenidos. Todo son contenidos. Una imagen, un vídeo, un email, este post, todo. Has llegado hasta aquí desde un contenido y, cuando finalices la lectura, irás a uno nuevo.

Ya sabemos cuáles son las virtudes del marketing de contenidos: una estrategia orientada a despertar el interés del consumidor, generar engagement con él, a fin de establecer una relación duradera para que se convierta en consumidor no sólo de nuestros contenidos sino también de nuestros productos o servicios y también para mejorar la imagen de marca de la compañía y posicionarnos como referentes en un determinado tema.

Tanto las marcas como las empresas se han lanzado a la creación de contenidos. Pero ante tan inmensa oferta, que puede llegar a generar infoxicación, varias preguntas os asaltarán y una de ellas sonará por encima de las otras: ¿qué tiene de diferente mi contenido?

Una pregunta lógica, sobre todo si eres consciente que actualmente se publican diariamente más de 27 millones de piezas de contenido. Pero tal vez no sea la pregunta correcta. De entrada, no pienses en el contenido en sí, piensa en a quién te vas a dirigir, cómo lo vas a hacer y qué le vas a decir. Cuando tengas eso claro, el contenido que aportes ya habrá adquirido, por sí mismo, el valor diferencial que buscabas. Habrá llegado el momento de hacerlo crecer.

Pero para llegar a ese punto, antes necesitas tener una estrategia de contenidos eficaz. Así que lo primero que debes hacer, es dar respuesta a las siguientes preguntas:

1.- ¿Por qué necesito contenidos?
2.- ¿Qué quiero conseguir con ellos?
3.- ¿Con quién quiero comunicarme?
4.- ¿Qué contenidos tengo ya?
5.- ¿Qué voy a contar a mi audiencia?
6.- ¿Cómo me comunicaré con ellos?
7.- ¿Dónde me comunicaré con ellos?
8.- ¿Cuándo me comunicaré con ellos?
9.- ¿Cómo mediré los resultados?
10.- ¿Cómo me pongo en marcha?

Una vez tengas las respuestas, es momento de empezar a diseñar tu Plan de Content Marketing.

Plan de Content Marketing:

¿Qué es y por qué lo necesito?

El marketing de contenidos es el proceso de creación de contenido relevante y de valor a fin de atraer, adquirir e involucrar a tu audiencia. En Content Rules de Ann Handley & C.C. Chapman, definen al contenido como “cualquier cosa que su organización cree y comparta para contar su historia”.

Primero educa, después vende.

Crea contenido destinado a ayudar a tus clientes, no a venderles algo. Cuando das libremente contenido de valor, llegará un momento en el que tu público, audiencia, seguidores, fans, estarán dispuestos a soportar algún coste (pago) o esfuerzo (dejarte sus datos) por ello, antes que tener que volver a construir otra relación de confianza: convierte tu contenido en tu herramienta de fuerza de venta más potente.

El Plan.

La creación de contenido es una inversión. Realiza un mapping para saber qué tipo de contenido necesitas. Tu buyer persona te ayudará a definir las peculiaridades y características de tu público, sus retos, deseos, necesidades y en cada paso del Plan Relacional, te indicará el objetivo estratégico de las piezas que generas.

Crea.

Una vez  hecho el trabajo más duro, llega el momento de poner toda tu planificación en movimiento. Es el momento de diseñar y formar un equipo para crear, desarrollar y editar contenidos acorde a una estrategia con el objetivo de obtener el máximo rendimiento, incluso a nivel de negocio. Has invertido tiempo y dinero en crear tu contenido original y de calidad (contenido de valor). Por ello, recuerda la regla de las tres R’s: Reorganiza, Reescribe y Retira (ningún contenido, por bueno que sea, es eterno).

Publica y promueve.

Para una óptima difusión del contenido la forma en la que lo presentamos es casi tan importante como el contenido en sí. Si no somos capaces de atraer al público a leer o ver lo que hemos creado, todo el duro trabajo realizado habrá sido en vano.

Mide.

El marketing de contenidos tiene la mala reputación de ser difícil de medir. Apenas el 21% de las empresas es capaz de medir la efectividad de su estrategia. Pero esa no es excusa para jugar de oído o ir a ciegas, sin saber realmente qué está ocurriendo con todo lo que publicamos. Gracias a la analítica digital de negocio, existen muchas maneras de probar y medir tu contenido eligiendo las métricas apropiadas para cada tipo de contenido.

Una estrategia eficaz de marketing de contenidos no sólo ayudará a tu marca a conectar con clientes potenciales sino que lo hará en el inicio de su ciclo de compra. De este modo, podremos construir con ellos una relación y acompañarlos a medida que avancen en el ciclo de vida con tu marca.

En definitiva, la clave está en conocer a tu audiencia y planificar una variedad de contenido para cada etapa del viaje. Utiliza tu contenido para contar una historia coherente en torno a tu marca. Y ofréceselo en los canales donde tu público objetivo quiere encontrarlos. Para cada tipo de contenido, un propósito, sin perder eficiencia ni calidad. Nunca olvides que el valor es el corazón de la comercialización de contenidos.

Ha llegado el momento de involucrar a tu audiencia con contenido que eduque, inspire y pida ser compartido.

Agregar un comentario

Aprende a sacar el máximo partido a una estrategia de marketing digital

Uso de cookies: En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de uso mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies