Cómo medir el éxito de tus apps | íncipy, your digital strategy partner
17369
post-template-default,single,single-post,postid-17369,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-5.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Cómo medir el éxito de tus apps

Analítica digital de negocio

12 Ene Cómo medir el éxito de tus apps

¿Cómo medir el éxito de tu aplicación móvil?

Ésta es la gran pregunta con la que los marketers luchan a diario.

Tomar la decisión de tener una app, realizar la inversión necesaria para su desarrollo y testeo y ponerla en funcionamiento dentro de un mercado muy competitivo, es un gran paso. Pero no debe ser el comienzo. Antes de lanzar tu app debes saber qué medirás una vez esté puesta en marcha ya que es un error pensar en empezar con la analítica una vez puesta en el mercado. ¿El motivo? Lo que tienes que hacer después de su lanzamiento es aún más importante: la medición, el análisis y las interacciones.

La realidad es que casi el 22% de las aplicaciones descargadas no se utilizan más de una vez. ¿Cuál es el problema? El engagement. Los usuarios son fácilmente impresionables por las promesas de las nuevas aplicaciones, pero a menudo las altas expectativas no suelen ser satisfechas durante la experiencia dentro de la aplicación.

La medición y optimización de las métricas adecuadas es la clave para atraer y mantener a los usuarios. Y si tu modelo de negocio está impulsado por la publicidad incluida en la aplicación,  por las compras o suscripciones de pago, la conducción del ingreso depende, fundamentalmente, de la personalización y el compromiso.

Las métricas están disponibles, pero identificar cuáles son los más importantes para el seguimiento de la participación, puede resultar complicado.

Ocho métricas claves para alcanzar el éxito con tu app a través de la analítica digital de negocio:

1.- Usuarios

Es básico saber cuántos usuarios abren e interactúan con tu aplicación. Esta métrica la puedes obtener con datos de promedio mensual (MAU) o diarios (DAU). Así mismo puedes obtener datos sobre el área geográfica desde la que acceden o la hora del día en la que lo hacen. Con estos indicadores te resultará más sencillo identificar cómo, cuándo y desde dónde están accediendo los usuarios a tu aplicación. Gracias a la analítica avanzada podrás segmentar los informes en función de la actividad de los usuarios, agrupando a los esporádicos, a los más activos e incluso a los fans. Conociéndolo todo sobre ellos, el uso que hacen de la aplicación, de dónde son, etc., puedes segmentarlos y definir acciones personalizadas para cada uno con el objetivo de fidelizarlos.

Una vez que sepas cuántos usuarios tienes y su nivel de actividad, ya posees las líneas maestras para mejorar el engagement y aumentar el número de usuarios en todos los canales, conocer cuántos has obtenido gracias a tu embudo de conversión (y en qué momento lo hicieron) así como descubrir a aquéllos (dentro de tu cuota de mercado) que aún no han descargado tu app. Pero no solo esto, sino que también comprenderás la conducta de monetización de los usuarios, incluyendo el grado de uso, quién compra o quien clica sobre la publicidad.

2.- Duración de la sesión

La duración media de la sesión es la duración total de todas las sesiones (en segundos) dividida entre el número de sesiones. Es decir, cuántos minutos de media se han invertido en el uso de la aplicación.

La duración de una sesión individual se calcula de forma diferente dependiendo de si existen visitas con interacción en la última página de una sesión. Indica el tiempo medio que los usuarios le están dedicando a la app (por sesión individual). Segmentando los usuarios, podrás ver quién está dedicando más tiempo en tu app y porqué.

Analizar la duración de las sesiones es fundamental para saber si algo no está funcionando correctamente. Por ejemplo, si la duración de una sesión es de cinco minutos y el proceso de compra dura de seis, tendrás que hacer algo al respecto. O bien animas a los usuarios a permanecer en la aplicación más tiempo o simplificas el proceso de compra. Si comparas la duración de la sesión de una compra con la de un usuario que no ha realizado una transacción, tendrás una perspectiva más profunda que te permitirá conocer más de cerca el flujo de visitantes.

3.- Intervalo de la sesión

El intervalo de la sesión es el tiempo entre la primera sesión del usuario y la siguiente. Muestra la frecuencia con la que los usuarios abren la aplicación. Cuando conoces el periodo de tiempo entre sesiones por segmento de usuario, puedes optimizar su experiencia con el objetivo de reducir el intervalo de la sesión. Es decir, que abra la aplicación con mayor frecuencia. Si detectas que los usuarios detablets tienen un intervalo de sesión más largo que los usuarios de smartphones, esto te puede indicar que tal vez sea necesario mejorar el diseño de la aplicación para tablets.

4.- El tiempo en la aplicación

Proporciona el dato sobre el tiempo medio que los usuarios pasan en la aplicación. Esta métrica te servirá para identificar con qué frecuencia se está utilizando la aplicación y, en consecuencia, el valor que tiene la aplicación para los usuarios.

Si un segmento de usuarios está abriendo constantemente la aplicación durante largos periodos de tiempo, necesitas saber el porqué. En cambio, si se está abriendo la aplicación con frecuencia pero los periodos de tiempo son cortos, habrá que analizar qué pantallas están visitando dentro de ese periodo y cómo puedes animar a esos usuarios a realizar más interacciones.

ç

5.- Adquisiciones

Las adquisiciones nos indican el número de usuarios que descargan e instalan la aplicación, obteniendo datos de si lo hacen a través de búsqueda orgánica, el boca a boca o a través de campañas de pago.

Es una métrica especialmente importante para hacer un correcto seguimiento de campañas de pago (como por ejemplo en Facebook) con el objetivo de promover la descarga de la aplicación.  El informe de adquisiciones te dará la información sobre cuánto dinero estás invirtiendo en adquirir usuarios, las descargas que se realizan y qué hacen una vez entran en la aplicación. Si los datos revelan que tu aplicación no está siendo descargada, echa el freno. Puedes llevar el análisis a un nivel superior gracias a la evaluación de cómo los usuarios están llegando desde tu campaña de adquisición y la comparativa con los usuarios adquiridos orgánicamente en términos de uso y conversiones.

6.- Uso de la aplicación

¿En qué pantallas se marchan las mayoría de tus usuarios? Es una información clave ya que te permite saber qué pantallas han visitado y en cuáles se han quedado durante más tiempo. Incluso la navegación dentro de una pantalla en concreto, para analizar si los usuarios están interactuando tal y como lo habías planificado. Los heat maps son una buena herramienta que te mostrará las interacciones que los usuarios realizan mientras permanecen en ella y lo que hicieron después.

En definitiva, gracias al uso de la app, puedes ver las sesiones de los usuarios. Desde su inicio, pasando por cada página visitada y obteniendo una visión completa, paso a paso, monitorizando la navegación natural de los usuarios por tu aplicación, tanto de aquéllos que acaban realizando la compra/conversión como de los que no.

Al poder observar este comportamiento, tendrás una idea más clara de cuáles son las áreas problemáticas. ¿Tienes un proceso de conversión de múltiples pasos o de uno solo? ¿A los usuarios les resulta confusa tu app? ¿De dónde proceden los usuarios que no acaban convirtiendo/comprando, o dicho de otra forma, cuál es tu embudo de conversión?

Si conoces qué hicieron los usuarios en lugar de convertir o comprar (puntos de fuga del embudo), podrás ajustar el flujo de la aplicación para aumentar las conversiones. Y aprovecharás esta información para crear campañas, dentro de la app, para recuperar el compromiso de aquellos usuarios que abandonaron el proceso antes de realizar el pedido.

7.- Retención

Para evitar que tu app forme parte de ese 22% de aplicaciones que solo se utilizan una vez, puedes medir la retención como el porcentaje de usuarios que vuelven a la app después de su primera visita. No solo es importante saber la retención de los usuarios sino también la frecuencia de visita. Cuanto más comprometidos y fidelizados estén, mejores estrategias de monetización podrás desarrollar.

Analizar la retención te permite determinar lo que funciona y lo que no. Si lanzas una actualización de la app, una de las primeras cosas que has de identificar es si la retención ha cambiado. La optimización de la retención a largo plazo es clave para canalizar a los usuarios susceptibles de realizar una compra hacia las conversiones y las compras. Invertir en la retención mejorará constantemente el valor de cada usuario, aumentando el potencial global de los ingresos.

8.- Vida útil (Lifetime value – LTV)

Has de saber cuál es el valor del usuario. O lo que es lo mismo, el valor o cantidad de ingresos que va a generar un usuario a lo largo de su vida útil en tu app. Una vez sepas la media de meses que un usuario va a permanecer en tu app, podrás conocer su LTV. Es el resultado de multiplicar los ingresos medios por cliente (average revenue per user – ARPU) por la vida media que se espera de él. Este dato te permitirá hacer previsiones sobre futuros lanzamientos y necesidades de capital. Igualmente el LTV puede obtener métricas no monetarias, en función de sus objetivos. Por ejemplo, para una appde medios de comunicación: los artículos más vistos; para una app de juegos: los niveles que se han superado.

Utiliza la analítica digital de negocio aplicada a tu app. No puedes gestionar aquello que no puedes medir.

Agregar un comentario

Descubre el e-book "Internet of Things (IoT) en la Transformación Digital de las empresas"

Uso de cookies: En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de uso mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies